Compromiso FeministaCompromiso Feminista
Compromiso
para un futuro feminista
Por primera vez en décadas una coalición con clara vocación transformadora puede ser gobierno, y las feministas asumimos la responsabilidad histórica que tenemos por delante. Las mujeres y disidencias de Apruebo Dignidad, nos comprometemos a “Construir un Futuro Feminista”.

Feministas Apruebo Dignidad

Compromiso por un futuro feminista


Estamos en un momento histórico. El proceso constituyente que estamos viviendo, junto con las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales, avizoran cambios importantes en la configuración política del país. La revuelta feminista de 2018, como también la movilización popular de octubre del 2019, dieron cuenta de la potencia y transversalidad de las reivindicaciones feministas que han exigido durante los últimos años importantes transformaciones que evidencian el carácter estructural de la violencia, como también una insistencia y malestar profundo en las formas en que se administraron las llamadas políticas de género durante la transición.  

 

Hoy, desde el feminismo, reconocemos la dominación y el abuso histórico sobre la vida, conciencia y el cuerpo de las mujeres. Nos rebelamos contra los roles históricos asignados y denunciamos las formas de control sobre nuestros cuerpos y libertad. De la mano de las feministas de ayer y hoy, comprendemos la responsabilidad histórica en la cual nos encontramos, y frente a eso decimos con fuerza: ¡Ni un paso sin nosotras!

 

Niñas, jóvenes, mujeres y disidencias enfrentamos cerrojos y barreras contra las que vamos peleando día a día; una cotidianidad que hoy vemos posible transformar con la responsabilidad y certeza que nos entrega el movimiento. Por primera vez en décadas una coalición con clara vocación transformadora puede ser gobierno, y las feministas asumimos la responsabilidad histórica que tenemos por delante: tenemos la oportunidad y la decisión de iniciar un camino de transformación en nuestros trabajos, en nuestras comunidades y en nuestras familias y hogares y en el Estado y nuestro modelo económico. 

 

Sabemos que cada problema que aqueja a la sociedad es doblemente duro para nosotras: la sequía, la crisis climática, el centralismo, el extractivismo, la militarización del Wallmapu, la migración, las tareas de cuidado, la pobreza, la inseguridad de las ciudades, las dificultades de acceso a la salud, la educación sexista, la precarización del trabajo y los salarios desiguales, la debilidad de la sindicalización, la estructura laboral formal e informal, la violencia de género, la falta de democracia, la invisibilidad de las personas mayores, la escasez de vivienda y barrios dignos. Sobre cada uno de estos problemas tenemos que actuar s desde un enfoque ecológico, feminista y comunitario. Tenemos la oportunidad y la vamos a tomar. Porque la continuidad no es opción para nosotras.

 

Nuestra apuesta feminista es transversal. Una perspectiva donde la economía y la sociedad tienen como eje principal la sostenibilidad de la vida. Cuestionamos el rol de las dinámicas sociales, el marco normativo y las políticas públicas en su cuidado. 

 

A partir de lo anterior, las mujeres y disidencias de Apruebo Dignidad aquí reunidas, nos comprometemos a “Construir un Futuro Feminista”:

  1. Incorporaremos una perspectiva feminista transversal en el gobierno: no sólo en los espacios designados a los temas de género, sino que en todas llas dimensiones de la acción estatal.
  2. Implementaremos una Agenda Feminista Programática que será prioritaria para el nuevo gobierno. Defenderemos las luchas más emblemáticas levantadas por movimientos feministas, como el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito. Trabajaremos también por una educación no sexista, modificaciones a la ley de identidad de género, soluciones habitacionales para víctimas de violencia intrafamiliar y la eliminación de la objeción de conciencia institucional. Levantaremos un Sistema Nacional de Cuidados que fomente la corresponsabilidad entre hogares, Estado y comunidad.
  3. Incentivaremos una reactivación económica con fuerte enfoque de participación laboral femenina, siendo ésta una de las medidas relevantes que nos comprometemos a reforzar.
  4. Construiremos una Democracia Paritaria: la igualdad en el acceso a los cargos desde una política paritaria tiene que ser una realidad y piso común para comenzar a un proceso de transformación del Estado, no puede suponer un techo, ni una cultura del empate. La paridad debe buscar ensanchar la democracia para todas aquellas personas que hemos sido excluidas de la política por décadas, como una práctica de reparación.
  5. Hoy hacemos historia. Una historia que lleva más de cien años forjándose al calor de las luchas de las mujeres. Seguiremos esa senda y actuaremos en cada territorio, en cada ciudad, en cada pueblo, en cada comunidad y en el Estado: cada una de nosotras trabajando para reparar lo que el sistema neoliberal ha roto. Nadie dijo que sería fácil. Será una tarea ardua como todos los desafíos que las feministas nos hemos impuesto y hoy no será la excepción.  

Como feministas y militantes de los partidos y movimientos que conforman Apruebo Dignidad nos comprometemos a generar instancias de diálogo y elaboración con los espacios feministas y organizaciones sociales que históricamente y en la actualidad han defendido las reivindicaciones y demandas del movimiento feminista, para reforzar en conjunto un futuro feminista.

 

Transformaremos nuestro país desde todos los espacios y en todas las instancias. Porque como dijo Julieta Kirkwood “No hay democracia sin feminismo”. Ese es nuestro horizonte, responsabilidad y lucha.